¿Qué es el marketing sensorial?

10 de marzo de 2022

Vivimos en un mundo en el que no paramos de consumir y por eso cada vez es más difícil impactar con nuestras marcas o negocios. Conseguir la atención del consumidor y atraerle a nuestro producto ya no es como antes, debemos buscar nuevas opciones, alternativas que nos ayuden a posicionarnos frente al resto de la competencia. Y es ahí donde entra en juego el marketing sensorial.

Muchas veces, nos preguntamos si somos dueños de nuestras decisiones a la hora de comprar uno u otro producto. La publicidad, con su enorme capacidad de influencia, puede modular nuestros gustos, hasta el punto de ser una parte fundamental en el proceso de venta de las marcas.

Sin embargo, nada tiene que ver la publicidad del siglo pasado con la actual. Puede que haya conceptos básicos que se mantienen, pero las técnicas cada vez son más personalizadas. Y es que como consumidores hemos cambiado, porque la sociedad también lo ha hecho, y lejos de tener solo unos cuantos impactos en formato estático, como pueden ser las vallas publicitarias de las carreteras o los anuncios de los periódicos, ahora recibimos información comercial en múltiples formatos, dispositivos y lenguajes.

Por eso, es necesario diferenciarse en toda esa atmósfera publicitaria y tocar lo que se conoce como el punto de dolor, es decir, esa necesidad que tu consumidor tiene y que necesita ver satisfecha con tu producto. Pero, ¿y una vez nuestro consumidor llega a nuestro establecimiento? ¿Qué pasa si hemos conseguido captar su atención e interés pero tiene una mala experiencia de compra? 

Es aquí, en este punto, donde entra el marketing sensorial, aquel que se dirige a los cinco sentidos, buscando su estimulación para intentar crear un ambiente agradable, de forma que el cliente incremente el tiempo que pasa en nuestro establecimiento.

Se puede considerar que el marketing sensorial es una rama dentro de la ciencia del Neuromarketing, basada en la utilización de técnicas psicológicas y de Neurociencia, con las que influir en los procesos mentales de los consumidores relacionados con la percepción, la memoria, la reflexión…

Y es que sabemos que una corazonada, una sensación de bienestar, un sentimiento de nostalgia o de alegría pueden ser mucho más fuertes a la hora de tomar una decisión que la propia razón. ¿Significa esto que con el marketing sensorial hacemos que los consumidores no tomen decisiones razonadas? Nada más lejos de la realidad, sino que buscamos darle respuesta a esas sensaciones, creando un ambiente cómodo para una compra adecuada.

Marketing olfativo

Tipos de marketing sensorial

Marketing olfativo, la opción más potente

Es el más importante de todos y al que te podemos ayudar desde Alpematic si buscas aplicar técnicas de marketing sensorial. Como ya te hemos contado en otros posts del blog, el olfato es el sentido que tiene mayor capacidad de conexión con nuestra memoria. Se calcula que nuestra nariz es capaz de distinguir más de un trillón de estímulos olfativos. De todos ellos, algunos forman parte de nuestros recuerdos más preciados y de nuestros sentimientos más íntimos.

Gracias al olfato, somos capaces por lo tanto de generar en el consumidor sensaciones agradables, pero deben ser coherentes con nuestra marca o establecimiento. Es decir, no podremos utilizar los mismos aromas para ambientar una pastelería que una tienda de zapatos. Dependiendo de nuestra actividad y del tipo de público de nuestro negocio, tendremos que adaptar la propuesta de marketing olfativo que hagamos.

La piel, otro recurso dentro del marketing sensorial

El tacto nos da muchísima información del producto que compremos. Vamos a poner un ejemplo que seguro reconoces. ¿Verdad que las cajas de Apple tienen una suavidad muy específica, que no tienen otros packagings de móviles u ordenadores? La marca decide utilizar esa sensación agradable para presentar sus productos. Es una seña de identidad.

El marketing sonoro, ¿cómo llegamos a él?

Es cierto que, dependiendo del tipo de negocio que tengas, a veces es difícil utilizar el sonido como un recurso de atracción de ventas. Dentro de tu establecimiento, puedes hacerlo aprovechando el hilo musical, adaptándolo a esa filosofía de marca de la que hablábamos al principio.

Por ejemplo, si eres un restaurante para gente joven, con comida de picar barata y en el que ir a tomar algo a la tarde-noche, probablemente pongas una música más animada que si regentas una cafetería pensada para ir a media mañana a tomar un café en el medio de la jornada laboral de personas que ya pasan los 40.

marketing sonoro

Marketing gustativo, una opción para el sector de la alimentación

En el caso de que tu negocio esté orientado al mundo de la alimentación, no hay nada mejor que utilizar el camino más rápido para llegar al corazón de tu clientela: su estómago. Si, por ejemplo, vendes quesos gourmet, nada mejor que tener siempre en tu establecimiento una tabla con trocitos de distintos quesos para que los clientes que lleguen puedan probarlos.

El visual merchandising, la técnica más común del marketing visual

Sin duda, todo nos entra por los ojos. Por eso, cuidar la imagen gráfica de nuestra marca y de nuestro producto nos ayudará mucho a que sea reconocida por los consumidores de manera rápida. En ese contexto, el merchandising es una herramienta eficaz muy utilizada, para que incluso en momentos de su vida en los que el consumidor no esté usando nuestro producto, al menos sí esté presente nuestra marca.

visual merchandising

Por qué empezar a aplicar marketing sensorial

Ahora que ya sabes en qué consiste el marketing sensorial y qué tipologías existen del mismo, te explicamos cuáles son las ventajas que te aportará aplicarlo en tu negocio:

  • Aumentar las ventas. Si consigues que el consumidor esté cómodo en tu establecimiento o que su experiencia al recibir tu producto sea óptima, aumentas las posibilidades ya no sólo de que repita esa transacción, sino de que compre más artículos que vaya descubriendo en ese tiempo “extra” que consigues retenerlo en tu negocio.
  • Identidad de marca que siempre se recuerda. Si consigues enfocar el marketing sensorial de una manera coherente, podrás conseguir que tu marca tenga fuerza y que con pequeñas cosas (el aroma de tus establecimientos, el tacto de tu packaging…), puedas ser reconocido rápidamente.
  • Conexión emocional, especialmente con el marketing olfativo. Todos nuestros sentidos son capaces de crear vínculos con algo que nos resulta agradable, pero gracias a un buen manejo del marketing olfativo podremos crear un lazo muy fuerte con nuestro público durante su experiencia de compra.

Si quieres empezar a dar tus primeros pasos para conseguir todos estos beneficios, puedes ponerte en contacto con nosotros. Visitaremos tu negocio y nos empaparemos de tu filosofía de marca, para proponerte una aromatización que encaje con tus objetivos y que no sea indiferente para tus consumidores. Los demás sentidos… ¡te los dejamos a ti!

Artículos relacionados

Acordes olfativos, ¿sabes qué son?

Acordes olfativos, ¿sabes qué son?

Una parte clave de todo perfume y ambientador son los acordes olfativos. En la creación de ambientación a medida es un punto fundamental. Y, como en una composición musical, la excelencia no está al alcance de cualquiera. Se requiere un gran conocimiento de las...

leer más
Aromas para centros de fisioterapia

Aromas para centros de fisioterapia

Los centros de fisioterapia, como cualquier otra instalación dedicada a ofrecer servicios de salud o bienestar, deben ofrecer una decoración apropiada, cálida y confortable. Cuando esta es diseñada por profesionales se crea un ambiente relajado, en el que juegan un...

leer más