Familias olfativas, 8 opciones para conocer tu personalidad aromática

5 de enero de 2022

Todos somos diferentes, cada uno a nuestra manera, con nuestra forma de ver la vida y de vivirla. Lo somos en todo, pero también en nuestros olores. Esa colonia tan anunciada en la tele que a ti te queda tan bien, tu amiga no acaba de verla en su piel. Y así con todo. Somos parecidos en un millar de cosas, pero distintos en otro tanto. A los aromas les pasa lo mismo y por eso las familias olfativas que encajan con nuestra personalidad dicen mucho de nosotros.

Sabemos que existen olores diferentes. Basta con entrar en el apartado de aromatización de nuestra web para encontrar distintas combinaciones para escoger una fragancia. Ahora bien, ¿cómo sabes qué familia olfativa encaja con nuestra personalidad?

Esta pregunta que seguro te estás haciendo ahora mismo, también se la hizo el sector perfumero a finales del siglo XX. A medida que la comercialización de aromas y fragancias se iba popularizando, se hacía necesario crear una categorización de los olores. Una suerte de guía que permitiese expresar qué tipo de aromas te ibas a encontrar en un frasco o en otro.

Podría parecer una tarea fácil, pero nada más lejos de la realidad. La combinación aromática es compleja y por eso cada fragancia es única. ¿Cómo clasificar algo tan diverso y que se percibe de manera distinta en función de la persona que lo huele? Fue entonces cuando se crearon las familias olfativas, grandes “cajones” clasificatorios en los que intentar englobar los aromas de una manera muy genérica.

Y decimos genérica porque, evidentemente, una fragancia, una colonia o un perfume pueden pertenecer de manera simultánea a varias de esas familias olfativas. Sin embargo, siempre habrá una que sobresalga por encima de las otras. Es lo que se conoce como el acorde dominante.

¿Qué es la pirámide olfativa?

Este acorde dominante gana importancia si se estudia la pirámide olfativa, que es la manera tradicional que marca cuáles son las fases por las que pasa un perfume al aplicarse. De esta manera, tendríamos las notas de salida, las de corazón y las de fondo.

De nuevo, debemos entender que los aromas son composiciones complejas y los distintos olores utilizados en una fragancia pueden superponerse o cubrir distintas funciones: unos servirán de transición, otros ayudarán a potenciar una determinada familia olfativa… ¡Casi parece obra de un alquimista!

Por eso, es importante que conozcamos las distintas familias olfativas que existen, para que después, en función de nuestro estado de ánimo o de nuestra personalidad, podamos escoger fragancias en las que esa familia sea el acorde dominante.

Familia cítrica: felicidad y limpieza

Una de las familias olfativas más conocida por su gran uso es la cítrica. Está basada en aromas elaborados a partir de aceites esenciales extraídos de cáscaras de frutos cítricos, como el limón, la mandarina, la naranja, la bergamota o el pomelo.

Las personas maniáticas de la limpieza y que se caracterizan por estar llenas de energía desde primera hora del día encuentran su match aromático perfecto en esta familia. Y es que estas fragancias evocan experiencias olfativas energizantes, que a su vez transmiten limpieza, luminosidad y frescor.

Por eso, es la familia protagonista del Kit Happy, una combinación específica creada por Alpematic para llenar de energía y vitalidad cualquier estancia de tu casa o de tu oficina.

Aromas herbales: el lado más salvaje de las familias olfativas

Gracias a la combinación de la familia olfativa herbal podrás sacar tu lado más natural, conectando con un entorno natural casi sin que te des cuenta. Las personas con un gran apego a la naturaleza pero que por trabajo u otras razones no pueden disfrutar de ella todo lo que les gustaría amarán esta familia.

Los olores que forman parte de ella transmiten la esencia de la Tierra en su conjunto. Está basada en notas de bosque, musgo, helechos…Una explosión verde y húmeda a tu alrededor.

A partir de estos aceites esenciales se crean experiencias relacionadas con la confianza, la relajación, la estimulación, la libertad y el frescor. Por eso, siempre es un acierto para revitalizar y aportar equilibrio al hogar.

Aromas florales: de las familias olfativas más amplias

¿A quién no le apasiona comprar un ramo de rosas o un ramito de flor de azahar y respirar hondo todo su olor? Los aromas florales forman la familia más amplia y utilizada en la elaboración de aromas, ya que se incluyen sus notas en la mayoría de fragancias.

Su versatilidad permite que un aroma pueda tener desde una única nota floral a combinaciones complejas de aceites esenciales de distintas especies. Con esta familia olfativa conseguimos transmitir sensaciones de calidez, sofisticación, sensualidad y dulzor. Un acierto seguro para (en general) público femenino.

Familia aromática: un jardín en casa

Si vives en el centro de una ciudad, en un bloque de apartamentos, ¿quién te ha dicho que no puedes tener un jardín en el centro de tu salón? Hay familias olfativas, como la aromática, que tienen ese poder. 

Se basa sobre todo en esencias extraídas de plantas aromáticas como el tomillo, la albahaca, la menta, la hierbabuena, el romero… Estas fragancias evocan sensaciones de frescor, limpieza, luminosidad y relajación.

De hecho, son la base del Kit Relax, porque permiten destensar el ambiente y aportar un toque natural que te hará recordar esa brisa que entra por la ventana cuando te vas de escapada a una casa rural.

Los olores de Oriente, una de las familias aromáticas más complejas

¡Última llamada! ¡Apasionados de la cultura oriental, tenemos vuestros vuelos directos al continente más fascinante del Planeta! Con la familia oriental, no necesitas salir de casa para trasladarte en segundos a una cultura apasionante y muy rica en cuanto a olores. 

A esta familia pertenecen los aromas más complejos, ya que las fragancias se elaboran a partir de combinaciones de aceites esenciales de especies muy dispares como la vainilla, el clavo, el cardamomo, la pimienta, distintas resinas, el jengibre, el cacao o la regaliz.

Estas combinaciones proporcionan experiencias olfativas en las que prevalece la intensidad, la sensualidad, la calidez y el dulzor.

Familia amaderada: el poder centenario de los árboles

Con esta familia olfativa, se consiguen fragancias imprescindibles para la gente sofisticada y detallista. Sus aceites esenciales son la base de esta familia, proporcionando un robusto suelo sobre el que cimentar cualquier aroma.

Dentro de la familia amaderada podemos encontrar desde aromas elaborados a partir de maderas frescas y ligeras, como el pino o el bambú, hasta otros procedentes de maderas más cálidas e intensas como el roble o la secuoya.

Estos aromas crean experiencias olfativas intensas, relacionadas con la confianza, la seguridad e incluso la sofisticación. Por eso, fueron una elección clara cuando se diseñó el Kit Concentración, porque aportan ese recogimiento que uno necesita cuando una tarea requiere atención plena.

Familias olfativas divertidas: no fallan las frutas

Si lo que necesitas cuando acabas tu jornada laboral o una época estresante de entregas es despreocuparte y volver a tu infancia, nada mejor que la familia frutal. En ella, se engloban los aromas elaborados a partir de aceites esenciales extraídos de frutas.

Coco, higo, mango, melón, manzana o frutos rojos son algunas de las frutas que se utilizan en la elaboración de estas fragancias, que crean experiencias olfativas relacionadas con el bienestar, la calidez, la diversión… Siempre con un toque irremediablemente dulzón que caracteriza a las familias olfativas derivadas de alimentos.

Familia Gourmet: perfecta para golosos

Pero si la familia frutal tiene ese toque de dulce propio de la fructosa, qué decir de la familia gourmet. Esta sí es la elección perfecta para los más golosos. Sus fragancias están basadas en aromas gastronómicos encargados de crear una atmósfera agradable y embriagadora. Estas esencias son ampliamente utilizadas como reclamo en establecimientos de restauración, pastelerías, cafeterías… Con ellas, conseguimos crear experiencias olfativas cálidas, ociosas, estimulantes

Como has podido observar, son cientas las posibilidades que nos brinda la combinación de olores. Gracias a las familias olfativas podemos guiarnos y escoger las mejores opciones según nuestra personalidad, nuestros gustos y nuestras emociones.

Artículos relacionados

Acordes olfativos, ¿sabes qué son?

Acordes olfativos, ¿sabes qué son?

Una parte clave de todo perfume y ambientador son los acordes olfativos. En la creación de ambientación a medida es un punto fundamental. Y, como en una composición musical, la excelencia no está al alcance de cualquiera. Se requiere un gran conocimiento de las...

leer más
Aromas para centros de fisioterapia

Aromas para centros de fisioterapia

Los centros de fisioterapia, como cualquier otra instalación dedicada a ofrecer servicios de salud o bienestar, deben ofrecer una decoración apropiada, cálida y confortable. Cuando esta es diseñada por profesionales se crea un ambiente relajado, en el que juegan un...

leer más